comida italiana

formulario comida mexicana comida japonesa comida italiana galeria de fotos comida francesa comida china 

La gastronomía de Italia

es extremadamente variada: el país fue unificado en el año 1861, y sus cocinas reflejan la variedad cultural de sus regiones así como la diversidad de su historia. La cocina italiana, especialmente la de las regiones peninsulares e insulares (centro y en el sur del país), está incluida dentro de la denominadas gastronomías mediterráneas y es imitada, así como practicada en todo el mundo. Es muy corriente que se conozca a la gastronomía de Italiapor sus platos más famosos que son la pizza, la pasta y el risotto, pero lo cierto es que es una cocina donde coexisten los abundantes aromas y los sabores del mediterráneo. Se trata de una cocina con fuerte caracter tradicional, muy sectorizada por regiones, heredera de largas tradiciones que ha sabido perpetuar las antiguas recetas como la polenta que hoy en día puede degustarse en cualquier trattoria en el norte.

FUSILILLI ALA SALCHICHA

ARROZ ALA PARMESANA

BUCATINI A LA AMATRICIANA TALLARINIS A LA PARCHITANA TORTELLINI

Ingredientes

Para la pasta: 300 g de harina, 3 huevos.
Para el relleno: 200 g de parmesano rallado, 100 g de lomo de cerdo, 100 g de mortadela de bologna, 100 g de jamón crudo, 50 g de pechuga de pavo, 20 g de mantequilla, 2 huevos, nuez moscada, sal y pimienta, 2 lt de caldo de carne.

Preparación

Corte en cubitos el lomo de cerdo y la pechuga de pavo, después dórelos en la mantequilla, déjelos cocinar por unos 10 minutos. Pase dos veces todo por la trituradora de carne junto con el jamón y la mortadela, dejando caerlos sobre una fuente. Incorpore los huevos, la sal y la pimienta necesaria, una pizca de nuez moscada y 150 g de parmesano; mezcle muy bien los ingredientes, hasta obtener una preparación homogénea. Coloque sobre la tabla la harina y ahueque el centro, añada los huevos y amase enérgicamente por aproximadamente 15 minutos: la masa debe ser bastante dura. Con el uslero estire una pasta sutile y con el cuchillo corte cuadraditos de 3 cm de lado o, también, saque discos con un vaso. 
Al centro de cada cuadrado coloque un poco de relleno, después pliegue la masa en dos haciendo convergir los bordes y presione bien con los dedos para evitar la pérdida del relleno; pliegue después el trotellino en torno al dedo índice y sobreponga las dos puntas, presionando para que quede bien unido. Ponga al fuego la olla con el caldo y cuando hierva añada los tortellini, revuelva con delicadeza y cuézalos por 2 -3 minutos. Se sirven al dente, acompañándolos con parmesano rallado. Se pueden servir secos, pero siempre cocidos en el caldo, condimentándolos con ragú de carne.

MENU PRINCIAL